19 febrero 2008

Felice Taylor ¿vs Diana Ross?

Felice Taylor "I Feel Love Comin' On" Esta tía tuvo el dudoso honor de cantar sonando a Diana Ross y su especial sonido con las Supremes. Allá por los comienzos de los 60,Bob Keane, jefe del fabuloso sello Del-Fi Records, viendo que Diana Ross & The Supremes arrasaban, tenía que hacer algo para que su sello se apuntara al carro. Y eso pasaba por encontrar a una chica que cantara como Diana Ross. Le comentaron a Bob que había una chica negra, mujer de Johnny Taylor, que cantaba mal pero que sonaba a las Supremes. Una vez se hubieron conocido, Bob escuchó una grabación de ella y verificó que la chica no cantaba bien pero sonaba justo a lo que buscaba. Raudo y veloz le firmó un contrato y le comentó a Barry White, que por aquel entonces estaba en la nómina del sello Del-Fi Records como artista además de productor del sello Bronco Records, sello de R&B dependiente de Del-Fi Records que creó Bob. Cuando Barry escuchó la demo de "I Feel Love Comin' On" no podía creerlo. "Bob, esta tía no sabe cantar. Está de fuera de nota todo el rato y no veo nada bueno" "Lo sé, pero suena como las Supremes. Haz algunos arreglos y grabemos un single." Barry no sabía por donde coger la canción pero al final consiguió que sonara algo mejor, hasta el punto que cuando lo publicaron Bob recibió una llamada de la Motown diciendoles que debía retirarla ya que sonaba a Diana Ross. Bob y Barry escucharon de nuevo la canción varias veces y asintieron en que la canción había ganado mucho con la aportación de Barry, por lo que no la retiraron. Y gracias a un colega de Bob la Motown dejó pasar el tema. Cuando llegó la epoca de la promoción y apariciones en shows de radio, fue cuando Felice empezó a tener problemas. La Motown influyó en varias emisoras para que no apareciera Felice en su programa, y así fue. Se llegó a dar el caso de que estando Felice en una emisora el DJ recibió una llamada antes de la aparición y finalmente tuvo que cancelar la aparición dejandola con la puerta en las narices. Pero allá donde iba, todo el mundo la odiaba nada mas conocerla. Nadie salía contento en cuanto hablaba con ella. Esta tía tenía el problema de que era un poco chuleta y bocazas. Todo eran problemas. Bob se dió cuenta que no iba a llegar muy lejos con la criatura, ya que lo máximo que alcanzó fue el puesto 42 de las listas pop del país. Al poco le llegó un colega diciendole que le cediera Felice para llevarsela a Europa y tratar de hacer negocio allí. Lo que dijera ésta persona una vez pasado el trago era obvio. "Fue la mayor equivocación que he cometido en mi vida."